Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Breve historia de la Policía Local de Gijón

Imagen del año 1859 con el recién estreando Cuerpo de la Policía MunicipalEn el libro de actas del Ayuntamiento de Gijón del año 1859 consta por primera vez la creación del nuevo y recién estrenado Cuerpo de la Policía Municipal de la Villa, denominada en esta época como CORPORACIÓN DE LA GUARDIA MUNICIPAL. Comenzaba la historia de nuestra entrañable y centenaria Institución.

Para desempeñar tan importante y trascendental función publica fueron nombrados y seleccionados doce hombres, cuya misión había sido realizada con anterioridad por el propio ejército y por otras personas encargadas por las autoridades municipales a tal efecto, los cuales desempeñaban con escasos medios tales competencias legales. De modo provisional como "Agentes de la Autoridad" encargados de velar por el orden público, se comenzaron a patrullar las calles de la Villa de Jovellanos.

Se nombran a once Agentes y un mando correspondiente de la fuerza actuante, del cual desempeñaría el cargo de CABO de la Guardia. Ellos fueron, D. Antonio García (cabo), D. Carlos Suarez, D. Miguel Blanco, D. Eusebio Peón y Tuero, D. Antonio Fernández y Tuñón, D. Francisco Álvarez y Castro, D. Damián García, D. Francisco Pardo, D. José González y Valdés, D. Manuel Menéndez y Tuya, D. Joaquín Cuervo y D. José Valdés.

Conjunto de representantes de la Policía Municipal frente al cuartelEl novedoso Cuerpo de Policía suscitaba en el desempeño de sus funciones cierto recelo entre los vecinos de Gijón, quienes observaban por primera vez aquellos hombres vestidos de azul oscuro que patrullaban y velaban por sus ciudadanos, tratando de poner un poco de tan ansiado ¿orden¿ en las transitadas y bulliciosas calles de ésta ciudad de mediados del siglo XIX.

Espada a la cintura, uniforme azul, grandes bigotes a la moda y un provisional reglamento para la Guardia Municipal, comienzan a aplicarse desarrollando las funciones básicas del propio control de la seguridad ciudadana y del cumplimiento de las Ordenanzas Municipales en sus distintas categorías: Ordenación urbanística, Sanidad y Orden Público, establecimientos de bebidas, Seguridad de edificios municipales, Protección del Alcalde y Concejales entre otras.

Poco a poco, la Policía ó Guardia Municipal va adquiriendo con el paso del tiempo nuevas competencias y cometidos, Con la aparición del tráfico rodado en nuestra ciudad, asume importantes retos y comienza desarrollar todas las innovadoras y especificas funciones legales como funcionarios encargados de velar por la seguridad ciudadana en calidad de Agentes de la Autoridad y del propio ordenamiento de la circulación de vehículos en general por las calles del municipio.

Tres agentes de la Policía Municipal junto a sus motosAsí de manera lenta pero progresiva, se va forjando la base sobre la cual descansa en la actualidad nuestra preciada e histórica Institución local, una Policía moderna y profesional al servicio del ciudadano de Gijon, con funciones y retos muy importantes que se demuestran día tras día al servicio de su ciudad, funciones muy especiales, delicadas frente al ciudadano en su mayoría, gratamente satisfactorias para muchos e incluso aspectos como el hecho de mantener el debido orden legal en asuntos específicos que no resultan tan populares para otros, no siempre bien aceptados.

Como es obvio la Policía ha de velar por el interés de la mayoría, por villa en su conjunto más allá de algunas injustificadas sospechas e incomprensiones. Ha de establecerse y prevalecer el interés general de todos los ciudadanos y el sentido común, junto a la defensa de los intereses colectivos. Promover la convivencia entre ciudadanos y ciudadanas resulta en ocasiones una tarea ardua, no siempre fácil en una gran ciudad como es Gijón actualmente y para ello, la intervención de la Policía Local en sus múltiples y necesarias facetas profesionales, resulta necesaria como plena garantía del orden publico y la propia seguridad ciudadana en su sentido más humanitario, ya que todo va encaminado a la mejora de la calidad de vida de quienes vivimos en Gijón o de quienes transitan por nuestra ciudad.

La capacitación profesional del Cuerpo de la Policía Local y los medios de que dispone en la actualidad acreditan su eficacia y reconocimiento por parte de los ciudadanos en el marco y contexto democrático y constitucional que disfrutamos.

Presentación del cuerpo de la Policía Municipal frente al ayuntamiento de GijónTodo esto redunda en beneficio de todos los ciudadanos y ciudadanas de Gijón, ya que se protegen y defienden los intereses comunes como son la seguridad pública y el orden social. Todos contribuimos a crear un espacio común más habitable y satisfactorio para la convivencia en nuestra ciudad. No hemos de olvidar que encontrar a un policía en su servicio es encontrar a un amigo, dispuesto/a a solucionar los problemas que se planteen en el marco de sus competencias.